Salud y política

. Política

descarga
Es evidente la crisis económica y social que se vive y sienten con mayor dureza en los sectores más desprotegidos, la situación alimentaria y su consecuente efecto en la salud serán las preocupaciones que deberían responder la población a través de sus representantes tanto en el ámbito legislativo como ejecutivo. 
Es interesante analizar luego de tres años de gobierno de una ideología que nunca gobernó por sí sola, sino a través de dictaduras o fraudes. Esta vez lo hizo con la legitimación que brinda los votos de la democracia. Sirvió para blanquear un pensamiento subyacente en parte de la población que aún con serias dificultades padece de las políticas de la ideología que se ve representado. Pero lo hace estoicamente, festejando cada acto de escarmiento que aplica su gobierno a los rivales u opositores. Sean políticos, sindicalistas, periodistas o instituciones religiosas. Los que otrora manifestaran que “con la política no me meto” hoy son los militantes cuyo principal campo de acción son las redes sociales y el cuarto oscuro.
 
Sin embargo es a partir de las decisiones políticas que están orientadas a mejorar la posición económica de los sectores más ricos con la transferencia de estos recursos desde las clases medias y vulnerables, independientemente que los apoyaran o no. Es que se están terminado de desmontar aquellos beneficios del estado de bienestar que sobrevivieron al primer golpe de la década del 90. 
 
La Salud pública tendrá que sostener los resultados de estas políticas, que desde el sentido común estratégico tendría que ser una de las áreas a fortalecer, pero esto no es así, el plan parece ser más macabro, no solo elimino el ministerio de salud pública, sino que cada vez estas políticas hacen difícil el acceso a los medicamentos y a la buena alimentación. La conclusión parece todo un plan para reducir a los que sobran del sistema, incluidos algunos  de sus fervientes seguidores.