Balean a un joven desde un auto en barrio San Remo

. Policiales

Balean a un joven desde un auto en barrio San Remo

Fue atacado en la noche del sábado y fue herido en un pie. Ocurrió en la plaza del barrio, a metros de la comisaría.

Un joven de 22 años fue baleado desde el interior de un auto negro -en aterradoras circunstancias- cuando se hallaba conversando frente a la plaza del barrio San Remo, a escasos metros de la comisaría 7.

El atentado contra la vida del joven y de su cuñado aún no fue esclarecido cuando la víctima ya soportó dos intervenciones quirúrgicas en uno de sus pies.

El hecho de sangre, cuyo móvil se desconoce, sucedió a las 6 de la madrugada del sábado, cuando Leonel Agustín López Franco se hallaba conversando con su cuñado luego de una jornada laboral en el rubro gastronómico que había culminado minutos antes.

La denuncia del joven dice que en un momento dado se acercó un automóvil VW Gol de color negro y que al pararse frente a ellos bajaron el vidrio del acompañante y desde el interior del vehículo asomó una mano armada con una pistola que abrió fuego de inmediato.

Uno de los disparo realizados hacia los miembros inferiores alcanzó la pantorrilla de su cuñado y luego el mismo proyectil atravesó el pie izquierdo de Leonel Agustín.

El joven cayó herido y el auto y sus ocupantes (cuatro personas) huyó del lugar.

El joven López saltando en un pie llegó hasta la comisaría y allí comprobaron la herida en el pie.

Inmediatamente la policía montó un operativo que no dio resultados hasta hoy.

Al respecto, Hugo López, padre del joven baleado, dijo ayer a El Tribuno que el hecho es gravísimo y que estuvo muchas horas intentando buscar algún nexo entre su hijo y los agresores, pero no los halló.

López padre dijo además que su hijo tuvo que ser intervenido quirúrgicamente en más de una oportunidad y hoy se encuentra sin riesgo de vida en un sanatorio privado.

El papá en su queja pública dijo que él se desempeña en la Dirección de Control Comercial de la Municipalidad, pero que ese no podría ser el móvil de la agresión contra su hijo.

Luego aseguró que las cámaras de seguridad instaladas frente a la plaza de San Remo captaron el momento de la agresión y el tipo de vehículo en el que se desplazaban los agresores.

"Lamentablemente el polarizado de los vidrios impidió ver de cuántos se trataban y qué personas iban a bordo del auto. Esta forma de encubrir a los conductores no está cumpliendo con la ley y hoy queda en evidencia que el polarizado ayuda a la perpetración de delitos de toda clase y ampara de impunidad a quienes lo cometen", dijo el papá algo enfurecido.

Además López, quien fuera en su tiempo un afamado pelotaris (jugador de pelota/paleta), aseguró que esa manera de bajar un vidrio de un auto sin patente, según la cámara, da mucho qué pensar.

Hoy pienso que pudo ser peor pero también pienso que podríamos ponernos en guardia ante estos nuevos métodos de agresión.

En cuanto al otro chico, dijo López, "la bala solo lo lastimó superficialmente, tuvo mucha suerte", afirmó.

Luego explicó "yo creo -porque hay datos- que se trató de un agresor serial, ya que esa noche disparó en contra de otras personas en la zona sudeste de la capital. Reclamo seguridad", dijo el papá..

Hay cámaras, pero no detenidos

“Creo que la inversión en el sistema de seguridad y las vigilancias por cámaras tienen que dar respuestas adecuadas a estos hechos que se perpetraron a metros de la comisaría de San Remo y frente a una plaza pública”.

“No lo digo por mi hijo, que está recuperándose sino por la seguridad de todos. Imagínese que desde un maldito coche negro un desequilibrado siga disparando a mansalva sobre chicos o cualquier persona.

Si hay videos seguramente podrán dar con el automóvil y después con los agresores y allí conoceremos la verdad de los hechos y los móviles por lo que con métodos mafiosos están haciendo asustar a la gente”.

Problemas de control

López dijo que se desempeña en la Dirección de Control Comercial y que tuvo problemas con manteros y comerciantes informales pero no puede ser esa la causa.

“Ese no saber por qué alguien atenta contra la vida de tu hijo atormenta, y no lo es solo para mí, sino para cualquiera.

Sería excelente la captura de estas personas para bien público y para que no haya una psicosis del auto negro y menos una víctima inocente al azar de mano de un desequilibrado o drogado”, dijo.

Luego al ser consultado por la gravedad de la lesión que sufrió su hijo Leonel Agustín, el papá dijo que la bala, que se cree es calibre 22, le perforó la zapatilla y se deflagró en el interior de la planta del pie, dejando muchas esquirlas o trocitos de plomo en uno de los huesos del pie.

Es una lesión que le impide trabajar pero más nos impide no saber por qué lo agredieron de esa manera y con esos métodos”, concluyó el padre del joven.

FUENTE: El Tribuno Salta