"Messi tiene la carga de un país"

. Deportes

Cavenaghi en Rusia trabajando para Telefë en el Mundial.

Cavenaghi, que está en Rusia trabajando para la tele, dice que la presión sobre Leo debe ser terrible pero es optimista: "El 1% de chances es el 99% de esperanza".

La presión. ¡Cuánto juega la presión! Fernando Cavenaghi la sufrió como jugador y ahora, desde afuera, también la percibe. No es un extranjero más en Rusiaya que en el 2004 llegó para jugar unos años en el Spartak. Y mientras trabaja para la tele, analiza con Olé, cómo debe estar Messi y la Selección a pocas horas del partido crucial con Nigeria.

-Después de Nigeria volvió el optimismo...

- Eso que dicen que mientras haya un 1% de posibilidades hay un 99% de esperanzas es real.  Veníamos todos cabizbajos, medio muertos y el triunfo de Nigeria fue como revivir, de repente acá hay una posibilidad más. Es como eso potenció reuniones, la unión... Si ganaba Islandia estabas casi afuera.

-Por dónde pasa la reacción en estos momentos. Futbolística, anímica...

-En estas situaciones extremas, la cabeza es fundamental. Cuando un jugador está bien de la cabeza, el resto viene solo. Hasta corrés más, decidís mejor, estás más tranquilo, miles de cosas. Lo que pasa que en el contexto que está la Selección y bajo la presión que están, es difícil.

-¿Es muy difícil convivir con esa presión?

-Messi tiene la carga de un país, que se ilusiona... La esperanza nuestra es Messi y él es una persona como cualquiera de nosotros y carga con semejante responsabilidad. Obvio que es el mejor del mundo pero es muy duro. Es una presión muy grande para él, no es que le pasa por al lado y que no le importa. Es una pelotudez lo que se dice que no le importa! Si no le importara no estaría acá. El pibe deja todo por venir a la Selección, viaja a la Argentina continuamente cambiando el horario para jugar sabiendo que muchas veces lo critican y él va igual.

- ¿Cuánto pesa el entrenador en estas situaciones?

- Hay un poco de todos. El entrenador tiene que tener una idea clara de juego y que el grupo lo entienda. Una idea acorde a lo que tenés. Si vos querés jugar como el Barcelona y tenes un plantel de un nivel de tercera división, no lo vas a poder hacer. Hay que congeniar la idea con los jugadores que tenés.

- Y eso no pasó contra Croacia.

- La Selección no tuvo mucho tiempo de trabajo y es difícil. Se vio con Croacia, de repente meter una línea de tres es duro porque no está ensayada, porque son todos jugadores que no están acostumbrados a ese esquema. Ninguno en sus clubes juega con ese sistema.. Esos cambios llevan a perderse, de hecho se los ve en más de una jugada que están hablando: ‘vos allá, vos acá’ , se los veía perdidos en algún momento.

- El entrenador tiene que consensuar, hablar con los jugadores...

-Me parece bárbaro que el entrenador hable con los jugadores. Tiene que decidir porque es la cabeza pero cuanto mejor diálogo tiene con los jugadores es mejor para todos.

- Mantenes entonces esto del 99% de esperanza, sos optimista.

- Estoy esperanzado, es el momento de unir fuerzas. Tiempo de apoyar al grupo. Si les va bien, nos va bien a todos. Ojalá nos den una alegría.

FUENTE: OLÉ