Las preguntas machistas de Nicolás Repetto

. Espectáculos

repeto

En el programa que conduce por Telefé, “El noticiero de la gente”, entrevistó a la joven víctima de acoso sexual en dos episodios. Su machismo saltó al aire al preguntar: ¿vos cómo ibas vestida? Con esa pregunta puso la responsabilidad en la mujer. Cataratas de repudio en las redes sociales.
A pocos días de la marcha organizada para el día internacional de las mujeres (8 de marzo) contra la violencia machista y por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito en hospitales públicos, fue noticia el caso de la joven manoseada en barrio norte y luego en la línea D del subte, donde otro hombre se masturbaba mirándola.
 
A propósito de esto, Repetto entrevistó, junto con su compañera de conducción Milva Castellini a la chica víctima de acoso. En el transcurrir de la entrevista, el conductor expresa todo su pensamiento retrógrado condensado en la pregunta sobre cómo iba vestida la joven.
 
Él quería encontrarle una “explicación” a lo sucedido. Que por supuesto para Nicolas Repetto no es la cultura patriarcal a la que estamos todas y todos sometidos, producto del sistema capitalista, cultura avalada y fomentada por la Iglesia católica y también por los demás cultos. Cuestión que es reproducida por el Estado con la colaboración, también, de los medios de comunicación. No, para el conductor autodenominado periodista, el problema parece ser la ropa con la que las mujeres nos vestimos.
 
En otra entrevista por el mismo tema, realizada a Aixa Rizzo (que sufrió acoso años atrás), activista contra la violencia machista, Repetto vuelve a insistir con el tema, generando una discusión al aire.
 
Por la tarde mantiene una polémica con Pamela David en su programa. La conductora insiste en que esa pregunta deja “una puertita abierta” para justificar el acoso y Repetto quiere aclarar sus dichos, pero que no hace más que oscurecerlos.
 
Incluso llega a decir que es “raro” que le hayan pasado dos hechos seguidos a la misma mujer, porque “no iba vestida en forma provocativa”. Esto generó tal indignación que la misma Pamela David le cortó en forma tajante la comunicación.
 
Luego se hizo viral en las redes el repudio a las afirmaciones machistas de uno de los conductores más "cool" de la pantalla chica. El mismo que meses atrás entrevistó al hermano de Facundo Jones Huala poniéndose un pasamontañas ridiculizando a la comunidad mapuche y en el mismo acto, sin que hiciera falta que lo diga, negando la represión a la que viven sometidos.
 
Los dichos de Nicolás Repetto son expresión de ese sentido común que atrasa décadas, que proclama que las mujeres somos las que tendríamos que cuidarnos de que no se ejerza violencia machista, en sus distintos grados, sobre nosotras. Por eso la insistencia del ejemplo de los padres que le dicen a sus hijas que no salgan con minifaldas u otra ropas “provocativas”.
 
Es un sentido común forjado, como ya dijimos, por un Estado, con sus distintos gobiernos, que ni siquiera sostiene políticas mínimas para prevenir el acoso (campañas publicitarias por ejemplo), no pone en pie los suficientes albergues para mujeres que sufren la violencia machista, permite que en los trabajos las mujeres tengan una remuneración menor a la de los hombres, permite que en provincias enteras no haya educación sexual y prohíbe la interrupción voluntaria del embarazo.
 
Incluso ahora, cuando producto de su debilidad, el gobierno de Cambiemos dice que va a habilitar el debate en el Congreso, no se sabe bien cuándo, ya salieron varios de sus integrantes a decir que están en contra de ese derecho elemental. Lo cual es lisa y llanamente estar a favor de que miles de mujeres del pueblo trabajador se sigan muriendo por abortos clandestinos (lo mismo sucedía en el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner).
 
Total, las mujeres de la clase social a la que pertenece el gobierno, los dueños del país, pueden abortar seguras en clínicas de lujo.
 
Y no por reiterativo deja de ser cierto, todo esto se da con la absoluta complicidad de la Iglesia Católica Apostólica Romana, la que dirige el “papa peronista” de Bergoglio. Que tiene la “santa misión” de defender su doctrina oscurantista y a los curas pedófilos.
 
Todo esto fue forjando a lo largo de décadas y décadas ese sentido común machista que tan bien expresó Nicolás Repetto, el que gusta de tomarse años sabáticos para desestresarse, con su machismo en forma de pregunta.
 
 
 
Fuente La izquierda Diario