Habló Calu Rivero: “basta de minimizar a la mujer, basta de tratarla como tonta, por favor”

. Espectáculos

calu

En medio de la polémica, se refirió a las situaciones que vivió en las grabaciones con Juan Darthés y de la reacción de la producción cuando manifestó su incomodidad.
 
Calu Rivero fue invitada al programa de Jorge Rial para contar su mala experiencia con Juan Darthés. Admitió que está muy emocionada “porque como sociedad estamos cambiando. Es un abrazo hermoso, porque ahora se escucha, y no se duda de lo que dice una chica que denuncia a mí me pasó esto”.
 
En cuanto a las actrices que la apoyaron afirmó “agradezco mucho de la sororidad de las colegas pero creo que animarme a decir algo que es tan común fue lo que conmovió y visibilizar algo de lo cual todos estábamos acostumbrados y dejábamos pasar”.
 
Ante la pregunta del conductor que le pidió que defina qué es lo que sintió en las situaciones de acoso por parte de Darthes expresó que sus hechos y excesos inapropiados le hicieron mucho daño: “lo que más me dolió, lo que más me afecto es su respuesta de está bien, no lo hago más y que lo seguía haciendo”.
 
Muchos artistas del mundo del espectáculo criticaron la exposición de la actriz, y cuestionaron por qué no lo denunció antes, “soy muy respetuosa, soy una buena persona y en ese momento trataba de ver de qué manera no hería su ego, no hería no generaba incomodidad en un set de grabación porque vos al estar grabando una novela, sos familia, te ves todos los días. Me gusta ir a un lugar a trabajar y disfrutarlo”.
 
En el momento de las grabaciones de Dulce Amor, Calu Rivero tenía 25 años, ella sentía presión porque su pareja con Juan Darthés era muy querida y tomó el papel con mucha responsabilidad teniendo en cuenta que era su primer papel protagónico. Comentó que se arrepiente de no haber tenido el valor de decir “Basta” y de no haber frenado la situación en el primer exceso por parte del actor.
 
“Cuando expuse mi situación a la producción me sentí desamparada, no me cuidaron. La respuesta fue con poquísima sensibilidad teniendo en cuenta que una chica le estaba expresando su incomodidad”. Además agregó, “hubo un acuerdo y me pidieron que por favor me vaya en silencio. Todos creían que era un capricho mío”
 
Finalmente aseguró que hasta el día de hoy sigue esperando unas disculpas y que desde la mediación que fue hace algunos meses se sintió más fuerte que nunca: “me empodere”.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Fuente La Gaceta