Degenerado salteño abusaba de una nena de 6 años, a quien ayudaba con las tareas

. Salta

nena-llorando

Además, le daba dinero y golosinas para que no diga nada de los abusos cometidos. La madre descubrió todo cuando higienizaba a la pequeña y encontró manchas de sangre en su ropa interior. Ocurrió en un inquilinato de Villa Palacios.

La madre confiaba en el sujeto, un vecino de 50 años, creída de que la menor iba a su pieza para hacer las tareas escolares. Incluso el sujeto le estaba ayudando a la niña a leer, sin embargo, todo eso era una excusa o pantalla para cometer los abusos sexuales.

El hecho fue denunciado en los últimos días en el Destacamento Policial de Villa Palacios por una mujer de 25 años, quien contó que al bañar a la menor advirtió que presentaba manchas sanguinolentas en su prenda interior, por lo que indagó a su hija, de 6 años, sobre lo sucedido.

La menor le contó que eso había ocurrido cuando estuvo con el vecino que le ayudaba con las tareas, en un inquilinato de calle Carlos Bonari, pero que no podía decir nada porque el sujeto le dijo que debía quedarse callada porque era algo malo.

La madre entonces le aseguró que era mejor que se lo dijera, momento en que la niña contó que el sujeto solía besarla en la boca y tocar sus partes íntimas, y que ese día le había introducido los dedos en sus genitales y por eso era la sangre.

Inmediatamente, la madre se dirigió a la policía y denunció a su vecino, quien reside solo en el inquilinato. La mujer reconoció que solía permitirle a su hija ir a la pieza donde vivía el acusado, ya que el mismo le ayudaba con las tareas de la escuela y también la hacía leer.

FUENTE: Informate Salta