Los trabajadores de la UNSa piden un bono de $12.000

. Salta

El recorte, que empezó este mes, es de 200.000 kilómetros en todos los corredores. El ahorro mensual es de 4 millones de pesos. El año que viene habrá menos subsidio.

Desde este mes, Saeta empezó a recortar kilómetros que recorren los colectivos: el ajuste se aplicó en las horas valle y los fines de semana en todo el área metropolitana. Esta medida es para amortiguar la pérdida del subsidio nacional, que incluye el precio diferencial que tienen las empresas al comprar el gasoil.

La reducción es del 4 por ciento, cerca de unos 200 mil kilómetros del total mensual, estimaron desde Saeta. Esta decisión implicará un ahorro de 4 millones de pesos mensuales para Salta, es decir 48 millones de pesos anuales.

Ante los mayores costos operativos y menores transferencias nacionales, el Gobierno provincial definió estrategias para ahorrar. Hace una semana, por cierto, se confirmó que el pasaje común de colectivo subirá un 100 por ciento durante 2019 y llegará a diciembre de ese año a 26 pesos.

Con la puesta en marcha del proyecto ECO BUS, también se busca una reducción de gastos. El objetivo del Ejecutivo provincial es lograr que en seis meses toda la flota de colectivos de transporte urbano de pasajeros utilice una cuota del 25 por ciento de biodiésel. Esto implica un ahorro de 30 millones de pesos anuales.

7 por ciento aproximadamente es la caída de pasajeros que registró Saeta en los últimos meses en el sistema de pasajeros.

Las unidades fueron presentadas días atrás, cuando vino a Salta el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz.

Los detalles

Claudio Juri, nuevo gerente de Saeta, remarcó que la reducción de 200 mil kilómetros afecta a todos los corredores y las líneas. Actualmente, por mes se recorren 5,2 millones de kilómetros.

El funcionario provincial aseguró que se hizo un análisis de todas las líneas que comprenden el servicio. El retoque, indicó, no incluye los horarios pico.

Asimismo, Juri destacó que se trató de un trabajo consensuado con cada una de las empresas prestadoras. "Esto no fue ni unilateral ni arbitrario. Se trabajó sobre las 60 líneas que tenemos", señaló.

En Saeta notan una reducción de la cantidad de pasajeros que ronda entre un 7 y 10 por ciento. Algunas líneas bajaron un 24%, mientras que otras subieron. Sobre este último caso, Juri aseguró que no se tocaron.

Los usuarios

Durante los últimos meses, Saeta transportó en promedio 13.200.000 pasajeros, cuando hace cuatro meses llegaban a 16 millones de pasajeros mensuales.

Respecto a la cantidad de boletos pagos, la cifra también bajó significativamente, por lo que hay menos ingresos por esa vías. Los pasajes abonados actualmente son 7,3 millones, mientras que meses atrás rondaban los 9 millones por mes. "Es decir que se dejó de usar el colectivo. Yo creo que la gente está empezando a usar lo justo y lo necesario el transporte público. En base a eso es que se está haciendo esta reducción; y por qué hay que hacer algo, porque no podemos poner un boleto a 40 pesos, además no sacamos la gratuidad", remarcó el funcionario provincial.

Este año, por cierto, el boleto subió 50 centavos por mes. En diciembre se aplicará la última escala y llegará a 12,95 pesos.

Ahorro

El Gobierno provincial le paga 9,46 pesos al empresario por kilómetro recorrido. Entonces, la Provincia con esta medida planea recorrer 200 mil kilómetros menos por las calles de la ciudad, lo que significa que el ahorro será de 1.892.000 pesos aproximadamente.

Otro factor de ahorro con esta merma en la cantidad de kilómetros es la reducción en el gasto de combustible.

Cada colectivo hace en promedio tres kilómetros por litro. De ese modo, el sistema de transporte metropolitano se estaría ahorrando aproximadamente la cantidad de 70.000 litros de gasoil por mes que a valor de 30 pesos por litro de gasoil equivale a 2,1 millones de pesos menos mensuales.

"Serían casi 4 millones de pesos por mes lo que se ahorra la provincia con la reducción de 200 mil kilómetros", estimó el funcionario provincial a cargo del transporte público.

FUENTE: El Tribuno Salta

Los trabajadores de la UNSa piden un bono de $12.000

El gobierno nacional había anunciado, ayer, un monto extra de $5.000.

Un día después de que el gobierno nacional anunciara que será obligatorio el pago de un bono de fin de año de $5.000, el principal gremio de la Universidad Nacional de Salta dio a conocer que le exigirán al Rector un adicional extraordinario de fin de año por el monto de $12.000.

“La solicitud se enmarca a efectos de poder compensar la pérdida de poder adquisitivo de los salarios causada por la inflación”, indicaron desde ADIUNSA en un parte de prensa.

Desde el gremio resaltaron que el incremento salarial de este año que alcanza a todo el personal docente, y cuya vigencia rige desde el 1 de marzo del 2018 al 28 de febrero de 2019, es de un 15% en cuotas, no acumulativas. A eso se agregó un adicional remunerativo y no bonificable, variable de acuerdo al cargo, dedicación y antigüedad, lo que en términos de sueldos de bolsillo equivale a un extra sobre el arreglo de un 9% a un 11%. “La inflación acumulada desde la vigencia del acuerdo salarial siempre fue “por adelante” de la efectivización de las cuotas referida. Siendo que el sueldo docente se ha depreciado considerablemente, enfatizaron.

A nivel provincial, hoy el gobernador Juan Manuel Urtubey ya informó que la provincia no está en condiciones de pagar el bono a los trabajadores estatales; algunos sectores privados hicieron el mismo anuncio.

FUENTE: La Gaceta Salta