Kevin Benavides marca el camino en el Dakar 2018

. Salta

kevin

El rally tiene hoy su día de descanso en Bolivia y acerca su ingreso a la Argentina. El lunes llegará a Salta.

Hace dos años, la categoría de las motos del Dakar se sacudió con la aparición de un joven que nadie tenía en carpeta: Kevin Benavides. En su debut absoluto en la carrera más extrema del mundo, el salteño fue revelación: ganó la tercera etapa -logro inédito para un argentino en la categoría de las dos ruedas- por delante de monstruos como Toby Price y Joan Barreda Bort. Así, conquistó un histórico cuarto puesto en la tabla final.

Kevin Benavides es líder en motos y es el primer argentino que lo consigue en la historia del Dakar

Vale aclarar que, aunque desconocido para casi todos, Kevin no era ningún advenedizo: a sus 26 años, era ya un veterano del rally que amasaba un currículum de más de 300 carreras, con varios títulos argentinos y latinoamericanos de enduro. Y entre los pocos que sí lo vieron venir, estaba una de las mayores leyendas del Dakar: Marc Coma, cinco veces campeón de la categoría Motos, devenido ya en director deportivo. “Kevin es sin duda una de las grandes promesas de la nueva generación de pilotos internacionales de enduro”, lo elogió el catalán en aquella oportunidad.

Si ya para entonces el traje de promesa le quedaba apretado al salteño, hoy el único que le calza perfecto es el de realidad. Tras finalizar segundo en la etapa que unió Arequipa y La Paz, a 30 segundos del ganador, el francés Antoine Meo, Benavides saltó a la punta de la categoría.

“Estoy contento de ser el nuevo líder de la carrera. La etapa fue extenuante porque salimos a las cuatro de la madrugada y en Bolivia hubo lluvia y bastante barro”, comentó el piloto de Honda, que por fin puede empezar a resarcirse de esa fractura en la mano que lo dejó sin Dakar el año pasado.

Este año tuvo la posibilidad de un dorsal de entre los 10 primeros, pero decidió repetir el 47 que tan buena vibra le trajo en su debut. “No es superstición. Simplemente me gusta ese número”, explica el salteño, que aventaja por dos minutos a Adrien Van Beveren.

Luego de que el desierto peruano se devorara a Sébastien Loeb y dejara a Cyril Després al borde de una retirada honrosa, apareció Carlos Sainz para sostener la bandera de Peugeot y darle al equipo francés otro triunfo de etapa. Cuatro minutos de ventaja le sacó el español a su compañero Stéphane Peterhansel, que se mantiene como líder de la general, a casi media hora de Sainz.

Pero ya no es todo tan cómodo para el “león rampante”: Toyota acomodó posiciones en el especial que entró en territorio boliviano, y ahora Bernhard Ten Brinke, Nasser Al-Attiyah y Giniel de Villiers los acechan a una hora de distancia.

Hoy, la caravana descansará en La Paz; mañana, otra vez acción.

Fuente: La Gaceta Salta