Pese a los anuncios, en el Materno Infantil todavía no realizan tratamientos de fertilización asistida

. Salta

materno infantil

En agosto de 2017 se inauguró el consultorio habilitado por Nación pero no cuenta con un laboratorio para realizar el tratamiento.
A mediados del año pasado lo anunciaron con grandes expectativas. El Hospital Público Materno Infantil realizaría tratamientos de fertilización asistida de baja complejidad gratuita. Muchos se ilusionaron tanto que desde la apertura del consultorio en agosto de 2017 hasta enero de este año hubo 350 consultas. Sin embargo, todavía no hay infraestructura para realizar el procedimiento.
 
“No hay laboratorio para el estudio y diagnóstico masculino y tampoco se pueden hacer fertilizaciones”, le confirmó la médica especialista en salud reproductiva del Materno Infantil, Miriam Trujillo, a LA GACETA en diciembre del año pasado. Tres meses después la situación sigue igual mientras pacientes sin obra social que quieren ser padres y que alguna patología les impide lograrlo de manera natural, siguen esperando su oportunidad.
 
El consultorio habilitado por el Ministerio de Salud de la Nación abrió sus puertas en agosto de 2017 y ahora atiende de lunes a viernes por la tarde. “Estamos haciendo lo que podemos. Actualmente, las mujeres se pueden hacer todos los estudios aquí en el Materno pero los hombres no. Para hacerse el espermograma tienen que recurrir al sector privado y pagar. No todos pueden afrontar los costos y, en estas circunstancias, cuando hay una planificación en pareja, es fundamental que los dos se hagan estudios”, comentó la médica.
 
Según Trujillo, el Ministerio de Salud de la Nación se había comprometido a equipar el laboratorio para los tratamientos de fertilización pero todavía se cumple. “Nos dijeron que entre marzo y abril nos iban a mandar los medios de lavado de esperma, por ejemplo, pero no tenemos novedades. También necesitamos una campana de flujo laminar y maquinaria para el control de reactivos. Todavía no podemos comenzar”, remarcó.
 
Lo único que hasta ahora se pudo hacer en el Materno, además de las consultas y los estudios a mujeres, son los coitos programados. Sin embargo, la medicación no alcanza. “Para el coito programado se necesitan hormonas. Desde Nación nos enviaron hace un tiempo. Quedan pocas y las que hay ya se están venciendo. Necesitamos que repongan porque ya tenemos cuatro personas esperando para este procedimiento”, enfatizó Trujillo.
 
El convenio establecía que los tratamientos de baja complejidad, es decir de inseminación intrauterina, se realizarían en el Materno y que los de alta complejidad –fecundación in vitro- serían derivados a la Maternidad Tucumán. “Tenemos tres parejas salteñas que están listas para su derivación a Tucumán pero estamos esperando la notificación”, finalizó la especialista. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Fuente La Gaceta