Cuánto dinero mueve el negocio de la droga en los barrios de Salta

. Salta

drogas

Por los altos costos de la cocaína, el consumo empieza a volcarse a la marihuana. Cómo operan los vendedores y qué rol cumplen los niños que se inician cada vez más temprano en ese mundo.

El negocio los obliga a mantenerse activos. Desde hace tiempo, la necesidad de vender los ha obligado a abandonar la vida sedentaria de dormir de día para vivir de noche.

Cuando la oscuridad se adueña de los barrios hasta sus vecinos sienten temor por lo que les toca ver y vivir. El recorrido de unas pocas cuadras hacia la parada de colectivo puede ser un camino eterno cuando ellos están en las veredas de sus casas o en las esquinas haciendo dinero.

Están organizados: tienen “campanas” o centinelas en puntos claves, que dan alerta si ven caras desconocidas porque, seguramente, son policías encubiertos. La ambición de mantener el negocio y hacerlo crecer, los ha llevado a la miseria de incluir a chicos cada vez más jóvenes a quienes les pagan con sustancias por controlar las calles y avisar cualquier movimiento extraño.

El negocio de la venta de drogas no se detiene y ha llevado a una edad de iniciación más temprana para niños y jóvenes. Fuentes consultadas por LA GACETA han coincidido en remarcar que, si bien el promedio de edad indica que el primer contacto con las sustancias es entre chicos de 13 y 14 años, es cada vez más frecuente ver a niños de entre ocho y nueve años empezar a entrar en el mundo de la droga.

El 25% de los jóvenes salteños se inicia en las drogas fumando marihuana.

La cocaína es la droga predilecta de los narcos y abunda en la frontera norte, pero el cannabis es la sustancia de más fácil acceso para los tranzas que merodean por los barrios, la droga que abunda en las bocas de expendio y la más usada para extorsionar a niños y jóvenes.

El delito se reinventa y también las prácticas de consumo. En los últimos tiempos en Salta ha crecido significativamente el comercio de marihuana por los altos costos de la cocaína. Un gramo puede costar menos de la mitad y el kilo hasta nueve veces menos.

¿Cuánto dinero mueve el negocio de la droga en los barrios de Salta?

Se vende marihuana, cocaína, paco y pasta base como las principales sustancias. La frontera con Bolivia y Paraguay es un paso obligado en la ruta de la droga para los traficantes que la distribuyen a Chile o dentro del país.

Casas de familias, verduleras, almacenes o peluquerías han sido descubiertas funcionando como bocas de expendio. También están ellos, los "pasamanos", partícipes necesarios que, al igual que los niños, reciben un pago en sustancias por su trabajo. Sabido es que el negocio de la droga mueve miles y millones de pesos o dólares, según el tipo, pureza y cantidad. ¿Cuál es el negocio de los dealers y traficantes? ¿Cuánto dinero mueve la droga en los barrios?

LA GACETA pudo conocer que un kilo de máxima pureza de cocaína se vende a $ 130.000. La diferencia es radical en cuanto a la marihuana que ronda los $ 12.000.

El negocio se multiplica a grandes escalas si se tiene en cuenta que un gramo de cocaína se vende a $150 y de él se pueden sacar hasta ocho dosis. Lo mismo ocurre con la marihuana: con un gramo a $70 del que se pueden sacar cuatro dosis para armar cigarrillos.

La ambición lleva a los vendedores a sacarle provecho a su mercadería hasta el último centavo. Fuentes consultadas indican que el kilo de cocaína se puede fraccionar y sacarle un provecho de hasta $ 160.000. La ganancia más sustancial la da la marihuana que de los $ 12.000 puede arrojar unos $ 70.000.

La droga suele ser cortada para reducir su pureza, genera más adicción en los consumidores que deben comprar más para tener el efecto que deseado. Hace pocos días el gobernador, Juan Manuel Urtubey, dio a conocer el estado de la provincia en la apertura de sesiones legislativas. Allí reflejó que en los últimos nueve años se secuestraron 8.457 kilos de droga en Salta. Si se multiplica ese número con los valores actuales de venta, la ganancia es millonaria.

De bocas de expendio a “casas de consumo”

Datos oficiales indican que desde 2.008 hasta 2.017 se han desbaratado 2.728 bocas de expendio en Salta. Pero el negocio se reinventa.

Una recorrida por una de las zonas más calientes, conocida vulgarmente como "El Bajo Salteño", basta para dar cuenta como las bocas de expendio han mutado para convertirse en casas de consumo. Un vendedor de la zona cuenta y reconoce que el objetivo es evitar a la Policía.

“Si a vos te agarran con toda la droga que tenés para vender en los bolsillos, sos boleta, caes preso chabón”, dice y agrega que por esto las casas son lugares de compra y consumo inmediato, “por si te agarran los pitufos a la salida ya te la fumaste o si tenés son bochitas o pipitas y la piloteas diciendo que es de consumo personal”.

Las drogas de iniciación para los jóvenes salteños son el alcohol y la marihuana

“La media nacional indica que la edad de iniciación para el consumo de sustancias es entre los 13 y 14 años, pero en los últimos años se observa un inicio más temprano, entre los ocho y nueve años”, cuenta el titular de la Secretaría para el Abordaje Integral de las Adicciones de la provincia, Martín Teruel.

El funcionario describe una situación preocupante. Las drogas de iniciación para los jóvenes salteños son el alcohol y la marihuana. “El 25% de los chicos y jóvenes se inicia con cannabis”.

Niños y jóvenes empiezan a vincularse cada vez más temprano con las sustancias y caen en las manos de transas, dealers y narcos.

A diferencia de lo que sucede en otras provincias donde los jóvenes se inician con pasta base o “crack”, en Salta lo hacen con marihuana por sus bajos costos.

Argentina en emergencia: ¿quién ayuda a los chicos?

Silvia Alcantara, referente de Madres contra el Paco e integrante de la Comisión de Adicciones del Episcopado Argentino, trabaja hace 15 años en el Sedronar y continúa el análisis. Cuenta que es "lamentable" lo que se vive en el país. El Observatorio Nacional de Drogas indicó que a los ocho años los niños ya empiezan a tener contacto con las drogas. "Las villas son lugares de extrema vulnerabilidad para ellos”, asegura.

La realidad es alarmante porque no solo se los inicia cada vez más temprano en el mundo de las drogas sino que, además, "con las más baratas y dañinas como el paco, la pasta base y el crack. Los narcos han invadido Argentina”, lamenta.

El daño es significativo por las secuelas que pueden dejar las drogas y porque no hay centros de asistencia para niños. "Ellos no tienen contención alguna porque los que funcionan solo están pensados para jóvenes y adultos, ¿nadie ha pensado en ellos?”, pregunta y cuestiona: “hay silencio en la sociedad. Tenemos que entender que son nuestro futuro y hay que ayudarlos a salir adelante porque el problema no se termina, hay que pensar en los hijos de adictos”.

Por el avance del narcotráfico y el creciente consumo de drogas, el presidente Mauricio Macri declaró a la Argentina en “Emergencia Nacional en Adicciones” por dos años, hasta 2018, bajo decreto 1249/2016. Entonces Alcantara pregunta: “¿qué va a pasar después con nuestros chicos? El plazo está por vencer y es una problemática que no debemos dejar de trabajar con más fondos para ayudarlos y contenerlos”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Gaceta Salta